Conmemoración del 17-A: el independentismo catalán escupe en la memoria de las víctimas

0
1083

A dos días de la conmemoración de los atentados de Barcelona, el independentismo catalán aprovecha vergonzosamente otra oportunidad para politizar de manera cobarde y funesta una tragedia nacional. El próximo viernes, toda España se acordará de los 14 muertos. Ante esas circunstancias, lo más lógico es mostrar un poco de respeto hacia las familias de las víctimas.

El día 17 de agosto no es un día para hablar de política  o enarbolar banderas. Tampoco es un día de lucha ideológica. Es sólo un día para decir no al terrorismo y traer apoyo a los que han perdido los suyos. Sería una muy buena idea que el independentismo lo entendiese así, intentando, aunque fuera por primera vez, poner fin a cualquier reivindicación política.

Pero, por desgracia, no es el caso. El que empezó la politización vergonzosa de esta tragedia en suelo español no es nada más que Quim Torra, actual presidente de la Generalit. Les recuerdo que a inicios de agosto, el actual presidente de la Generalitat hizo una declaración realmente indignante sobre el primer aniversario de los atentados del 17-A.

Dijo eso: “no hemos invitado al Rey y no asistiremos a ningún acto que convoque la Casa Real, pero evidentemente en cualquier acto que se haga en Cataluña el president de la Generalitat estará”. Esas declaraciones son tanto más bochornosas cuanto que vienen de un hombre que lleva meses y meses hablando de diálogo para resolver la crisis política catalana.

El señor Torra, que ha fallado en su misión de tranquilizar una sociedad catalana acalorada y fracturada desde casi un año por el tema de procès, es quien ha dado al independentismo la inmensa oportunidad de hacer otra vez política en un lugar en donde la política sinceramente no cabe.

Hoy, la Generalitat ha informado que el president de la Generalitat acudirá finalmente el viernes al acto institucional en homenaje a las víctimas de los atentados del 17-A. Ya está bien que Torra cambie su postura tras darse cuenta de que su plan maquiavélico de destruir la imagen de España ha fracasado, pero el daño ya está hecho.

Pase lo que pase, el independentismo está totalmente determinado a llevar a cabo su politización infame. De hecho, este miércoles, los CDR (Comités de Defensa de la República) se han alineado con la ANC (Assemblea Nacional Catalana) y la CUP (Candidatura de Unidad Popular) para conmemorar el homenaje a las víctimas. Su lema: “Cataluña no tiene Rey”.

Frente a esta situación, me alegro que todavía exista un rayo de esperanza. Sí, porque el constitucionalismo ha dejado claro que evitará cualquier intento de politizar el homenaje a las víctimas del 17 de agosto y en Cataluña unos movimientos ya se movilizan para acoger al Rey Felipe VI.

El independentismo catalán ha completamente caído en el ridículo. Tras haber perdido la batalla por la independencia de Cataluña, ahora adopta una estrategia de sabotaje totalmente tonta y contra-productiva. Ahora está claro que el día 17 de agosto el separatismo catalán escupirá en la memoria de 14 seres humanos que han dejado la vida en Cataluña.

Análisis: Cheikh DIENG, redactor jefe y fundador del diario digital www.elcorreo-de-la-tarde.com en Paris.

Email: cheikhdieng05@gmail.com