Covid-19 en Israel: Netanyahu quiere que se implanten chips en el cuerpo de los niños

0
2076

La sugerencia del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de implantar chips en los cuerpos de los niños (escolares) para ayudarlos a respetar el distanciamiento social en las escuelas en medio de la guerra contra Covid-19 preocupa a los expertos cibernéticos que denuncian un medida peligrosa

La propuesta que avergüenza a los expertos cibernéticos. El primer ministro israelí tomó a la comunidad científica israelí por sorpresa el lunes con una propuesta que divide. De hecho, Bibi (Netanyahu) quiere que se implanten chips electrónicos en los cuerpos de los niños como parte de la lucha contra Covid-19.

Sus comentarios fueron hechos en una conferencia de prensa el lunes, según ha informado el medio israelí Jerusalem Post. «Hablé con nuestros expertos en tecnología para encontrar medidas como implantar sensores (chips). Por ejemplo, cada persona, cada niño, quiero que se implante en niños, que tenga un sensor que dispare una alarma cuando estemos muy cerca de él, como se hace con los automóviles «, dijo Netanyahu. .

«Es ficción y es peligroso»

Inmediatamente después de sus comentarios, los expertos cibernéticos denunciaron una medida peligrosa. «Sería difícil hacerlo con más de un millón de escolares que regresan a la escuela para asegurarse de que un niño se sienta a tres pies de distancia del otro. Es ficción y es peligroso «, dijo la experta cibernética Einat Meron.

Más allá de la ineficacia de esta medida, Einat Meron teme que los niños sean presa fácil de los cibercriminales, como los pedófilos. «Si la información sobre el paradero de los niños se descarga de la red, un pedófilo con conocimientos informáticos podría obtener estos datos, rastrear a los niños fuera de la escuela, seguirlos y publicar esta información en otra plataformas digitales», explica Meron.

También según el Jerusalem Post, la Oficina del Primer Ministro contactó al diario israelíe Ynetnews, explicando que la propuesta de Netanyahu es simplemente para imponer el distanciamiento social. «Es una acción voluntaria destinada a ayudar a los niños a mantenerse alejados», dijo la oficina del primer ministro.