Covid-19 en España: los datos privados de los pacientes se transmitirán a la policía y al ejército

0
40

En España, en la comunidad autónoma de Aragón, las fuerzas de seguridad (ejército, policía, etc.) recibirán datos privados (nombres, apellidos, direcciones) de las personas con Covid-19 o con síntomas para hacerles cumplir las reglas de confinamiento

¿Se están aprovechando los gobiernos de la crisis sanitaria para imponer una vigilancia masiva a sus ciudadanos? Esta pregunta surge ya que varios países han gastado mucho dinero recientemente para comprar drones y cámaras de reconocimiento facial para combatir el virus.

Ahora, los políticos van más allá en su guerra contra Covid-19, transmitiendo los datos privados de las personas enfermas o que presentan síntomas a las fuerzas de seguridad para que la policía y el ejército les impongan confinamiento.

“Los datos se transmitirán a la Educación Nacional”

No está leyendo un capítulo del famoso libro de George Orwell «1984». Esto está sucediendo en el corazón de Europa y más precisamente en España. Esto es lo que nos revela el medio catalán, Elnacional.cat. Según informa esta fuente, el gobierno de la comunidad autónoma de Aragón prevé enviar al ejército una lista de los nombres, apellidos y direcciones de todos aquellos que den positivo o presenten síntomas. El ejército, a partir de la información obtenida, podrá verificar si estas personas cumplen con las reglas de la cuarentena.

Según Elnacional.cat, la medida no dejó de provocar la ira de la población local pero el gobierno de Aragón justifica su decisión por el número cada vez mayor de casos de Covid-19 y evoca el Estado de emergencia sanitaria como argumento. Lo más grave de todo esto es que esta lista de personas con Covid-19 o que presentan síntomas será transmitida a las autoridades civiles encargadas de Educación u otros servicios.

Esta decisión, por muy aterradora que sea, no debería sorprendernos. De hecho, a finales de agosto, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció su decisión de poner fuerzas armadas a disposición de las regiones españolas para realizar el rastreo. El primer ministro español también ha otorgado a las mismas regiones total libertad para aplicar cuarentena si lo consideran necesario para frenar la propagación del virus.