Tensión en Libia: la llegada ilegal de Bernard-Henri Lévy al país provoca una crisis nacional

0
104

Una visita no autorizada de Bernard-Henri Lévy (BHL) a Libia provoca una ola de indignación en la clase política libia donde muchos se preguntan quiénes son las personas detrás de la llegada a Libia de uno de los filósofos franceses más controvertidos de su época

Ira garrafal en Libia después de una visita relámpago de Bernard-Henri Lévy. El filósofo francés de fe judía viajó a Libia el sábado 25 de julio en un avión privado para un reportaje para el medio estadounidense Wall Street Journal. El filósofo debía investigar la presencia de fosas comunes que abundan en este país.

Salvo que el hombre de letras, muy controvertido, no es bienvenido en este país, como lo afirmó el gobierno del acuerdo nacional (GNA) que no dejó de expresar su indignación. De hecho, el gobierno del acuerdo nacional dice que no ha obtenido ninguna información sobre la visita de BHL a Libia y rechaza por completo su presencia en su territorio.

Según el medio de comunicación libio, Libia Observer, el gobierno de acuerdo nacional ha prometido sanciones contra las autoridades que organizaron la visita del filósofo francés a un país que él habia visitado en 2011 en medio de la revolución árabe. En el Estado libio, la llegada de BHL ha causado una profunda inquietud.

«Una gran violación»

Así, poco después del anuncio de su inesperada visita al país, el Consejo Municipal de Misurata, una de las ciudades visitadas por BHL, emitió un comunicado expresando su indignación. «Rechazamos la responsabilidad de cualquier parte o individuo involucrado en la visita de esta controvertida figura a esta ciudad y consideramos que es una gran violación e interferencia en la autoridad de la administración local», dijo el comunicado.

En la prensa libia, se confirma que Bernard-Henri Lévy visitó la localidad de Misurata antes de ir a Tarhuna. Durante su visita, incluso tenía previsto reunirse con el Ministro del Interior libio, Fathi Bashaga, en Trípoli, antes de despegar a Europa desde el aeropuerto de Misrata. El ministro del Interior libio reaccionó en Twitter, intentando minimizar la polémica.

«El Ministro del Interior intenta minimizar la visita de BHL»

“La visita de un periodista sin una invitación oficial del gobierno libio no tiene importancia política y no representa al gobierno de acuerdo nacional. (…) La libertad de expresión y los medios de comunicación son uno de los pilares de un estado civil democrático y todos tienen derecho a oponerse a una visita ”, declaró.

En la prensa, supimos que el ensayista francés escapó de lo peor porque el convoy que lo acompañaba a Tarhuna fue, en varias ocasiones, atacado por fuerzas leales a la Fuerza Conjunta, afiliadas al Ejército Regular de Libia. Cabe señalar que la Fuerza Conjunta había prometido hacerlo todo para que el filósofo francés no pisase el suelo de Tarhuna.

La visita muy controvertida de BHL fue confirmada por el propio filósofo desde Twitter, donde compartió un video de su convoy siendo atacado por hombres armados.

En otra foto publicada en su cuenta Twitter, se le ve rodeado de hombres armados a su llegada a Tarhuna. La foto va acompañada de un comentario en inglés: “Tarhuna. Justo después de mi reportaje sobre las fosas comunes. Aquí está la verdadera policía libia que protege la libertad de expresión. Tan diferente de los bandidos que intentaron bloquear mi convoy en mi camino de regreso a Misurata. El informe completo se publicará pronto ”.